Papa Sotero | Biografía, Martirología Romana Y Gobierno

Sotero

El Papa Sotero fue un obispo de Roma del siglo II, nacido en Fondi, Lacio, Italia. El nombre Sotero deriva de la palabra griega “σωτήρ” (sōtēr), que significa salvador o libertador. Sucesor de Aniceto, ocupó el cargo durante unos ocho años y fue sucedido por Eleutherus, su diácono.

Se atestigua que Sotero ha proporcionado apoyo generoso a varias otras iglesias, especialmente a la de Corinto. Poco más se sabe de él con certeza, aunque es probable que en su tiempo Roma comenzara a celebrar la fiesta anual de Pascua. Durante su episcopado, la iglesia romana continuó siendo desafiada por enseñanzas “heréticas”, especialmente el gnosticismo, el marcionismo y el montanismo.

Las fechas de Sotero, como todas las de los papas durante este período, son inciertas, debido a fuentes conflictivas. Su reinado comenzó en 162-168 y terminó en 170-177. Su fiesta se celebraba tradicionalmente el 22 de abril, al igual que la del Papa Cayo (283-296). Se celebraron conjuntamente en el Calendario Tridentino y en las sucesivas versiones del Calendario General Romano hasta 1969, después de lo cual se omiten.

Tradicionalmente se creía que Sotero había sufrido el martirio. Sin embargo, el martirologio romano no le da este título, ya que su muerte como mártir no está históricamente confirmada.

Biografía del Papa SoteroSotero

El Liber Pontificalis cuenta que Sotero era originario de la ciudad de Fondi en Italia, situada entre Roma y Nápoles en la región del Lacio y que el nombre de su padre era Concordius. Su padre era de origen griego. Aunque poco más se sabe de Sotero, una carta de Mons. Dionisio de Corinto lo atestigua como un hombre de caridad significativa. En su carta, conservada por Eusebio, Dionisio alaba a Sotero y a la iglesia romana por su generosidad, diciendo:

Desde el principio ha sido tu costumbre hacer el bien a todos los hermanos de muchas maneras, y enviar limosnas a muchas iglesias en cada ciudad, refrescando la pobreza de los que enviaban peticiones, o dando ayuda a los hermanos en las minas, por medio de las limosnas que has tenido el hábito de dar de los antiguos romanos, manteniendo la costumbre tradicional de los romanos; que vuestro bendito Obispo Sotero no sólo ha conservado, sino que incluso ha aumentado, proporcionando la abundancia que ha enviado a los santos, y consolando aún más con palabras bendecidas a los hermanos que vinieron a él, como un padre amoroso a sus hijos.

La carta de Dionisio ha sido apelada durante mucho tiempo por los católicos como evidencia de la preeminencia de Roma en la iglesia primitiva, así como de su ejemplar liderazgo y servicio. Dionisio afirma además que tiene la intención de que la propia carta de Sotero a los Corintios sea leída públicamente en la iglesia, como se hizo anteriormente con la carta de Clemente, lo que le confiere el estatus semibíblico de la epístola. Desafortunadamente, la carta de Sotero ya no existe.

Es probable que en tiempos de Sotero, Roma instituyera una fiesta especial para celebrar la Pascua, cosa que no había hecho antes. La iglesia en Roma sin duda también continuó su lucha contra las enseñanzas de Marcion y otros maestros más abiertamente gnósticos como Valentín. Su actitud hacia el movimiento profético-estático del montanismo durante este tiempo es incierta. La iglesia romana puede haber comenzado a tratar a los montanistas como herejes ya en la época del predecesor de Sotero, Aniceto, o tan tarde como su sucesor, Eleutherus.

Las circunstancias de la muerte de Sotero son desconocidas. El martirologio romano dice de él simplemente: “San Sotero, Papa, a quien Dionisio de Corinto alaba por su extraordinaria caridad hacia los cristianos necesitados que acudieron a él, y hacia los que habían sido condenados a las minas”.

Martirología romana al Papa Sotero

La fiesta de Sotero se celebra el 22 de abril, al igual que la de San Cayo. El martirologio romano, la lista oficial de santos reconocidos, hace referencia a Sotero: “En Roma, San Sotero, Papa, a quien Dionisio de Corinto alaba por su excepcional caridad hacia los cristianos necesitados que acudían a él y hacia los que habían sido condenados a las minas.”

A menudo se ha supuesto que todos los primeros Papas sufrieron el martirio, pero el martirologio romano no le da al Papa Sotero el título de mártir. El libro que detalla la revisión de 1969 del Calendario General Romano dice: “No hay motivos para incluir a San Sotero y a San Cayo entre los mártires.”

Reacción al movimiento montanista en el gobierno del Papa Sotero

El movimiento montanista, originario de Asia Menor, llegó a Roma y a la Galia en la segunda mitad del siglo II, durante el reinado de Eleuterus. Su naturaleza no divergió tanto de la ortodoxia de la época que inicialmente se le llamó herejía. Durante la violenta persecución en Lyon, en 177, los confesores locales escribieron desde su prisión sobre el nuevo movimiento a las comunidades asiáticas y frigias, así como al Papa Eleuterus.

El portador de su carta al Papa fue el presbítero Ireneo, pronto obispo de Lyon.  De las declaraciones de Eusebio sobre estas cartas se deduce que los cristianos de Lyon, aunque opuestos al movimiento montanista, abogaban por la paciencia y abogaban por la preservación de la unidad eclesiástica.

Cuando la iglesia romana tomó su posición definitiva contra el montanismo no se conoce con precisión. Tertuliano registra que un obispo romano envió algunas cartas conciliadoras a los montanistas, pero basadas en las quejas de Praxeas “sobre los mismos profetas y sus iglesias, y por insistencia en las decisiones de los predecesores del obispo” obligó al pontífice a recordar estas cartas.

Otra fuente antigua afirma que “el Santo Sotero, Papa de la Ciudad, escribió contra ellos un libro, como lo hizo el maestro Apolonio de Éfeso.  Contra éstos escribió el sacerdote Tertuliano de Cartago. Quien en todos los sentidos escribió bien, escribió primero y escribió incomparablemente, en esto solo hizo reprensiblemente, que él defendió a Montanus”. En Roma, los gnósticos y marcionistas continuaron predicando contra la Iglesia Católica.

Video sobre la vida del Papa Sotero

Escribe un comentario sobre Papa Sotero | Biografía, Martirología Romana Y Gobierno

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *