Saltar al contenido

Arcángel Rafael

como llamar al arcangel rafael

El Arcángel Rafael es un arcángel en el judaísmo, el cristianismo y el islam. Rafael realiza todas las formas de sanación de acuerdo con todas las religiones abrahámicas. Rafael es uno de los tres ángeles que aparecieron a Abraham en el robledal de Mamre en el Libro del Génesis. Rafael también es mencionado en el Libro de Enoc junto a los arcángeles Miguel, Gabriel y Uriel.

Rafael estaba generalmente asociado con el ángel mencionado en el Evangelio de Juan como el que agitaba el agua en el estanque de sanación de Betesda. Rafael es también un ángel en el mormonismo, como se menciona brevemente en la Doctrina y los Pactos.

Rafael es un ángel venerado dentro de las tradiciones católica romana, ortodoxa oriental, anglicana y luterana, y a menudo se le da el título de “San Rafael”.

En el Islam, Rafael es el cuarto ángel mayor; y en la tradición musulmana, se le conoce como Israfil. Aunque sin nombre en el Corán, el hadiz identifica a Israfil con el ángel de Dura 6, verde 73. Dentro de la escatología islámica, a Israfil se le atribuye tradicionalmente una trompeta, que está colocada en sus labios, y cuando Dios así lo ordene, estará listo para anunciar el Día de la Resurrección.

Significado del Arcángel Rafael

El nombre Rafael significa sanación de Dios y se refiere tanto a la salud del cuerpo como del alma, Rafael juega el papel de sanador, aquí en la tierra y representa el aspecto de Dios de ayudar al ser humano a equilibrar las emociones y la salud.

Cualidades del Arcángel Rafael

  1. Una de las cualidades de este Arcángel es su poder sanador.
  2. El nombre Rafael significa Medicina de Dios, Poder Sanador de Dios. Se le han dado diferentes nombres, además de Ángel de la Ciencia, Supervisor de los Vientos de la Noche, Ángel de la Sanación o Sanación de Dios o Arcángel de la Salud.
  3. Es el arcángel de la salud física, emocional, mental, espiritual y curativa, aunque también está a cargo de la protección de los viajeros.

Apariciones del Arcángel Rafael

El Arcángel Rafael apareció en Córdoba, España, durante el siglo XVI; en respuesta al llamado de la ciudad, el Papa Inocencio X permitió la celebración local de una fiesta en honor del Arcángel el 7 de mayo, fecha de la aparición principal. También se dice que San Juan de Dios, fundador de la orden hospitalaria que lleva su nombre, recibió visitas del Arcángel Rafael, quien lo animó e instruyó.

En homenaje a ello, muchos de los Hermanos Hospitalarios de las instalaciones de San Juan de Dios son llamados “Centros Rafael” hasta el día de hoy. La monja napolitana del siglo XVIII, Santa María Francesca de las Cinco Llagas, también habría visto apariciones de Rafael.

arcangel rafael

Arcángel Rafael en el judaísmo

Rafael es identificado como uno de los tres ángeles que aparecieron a Abraham en el robledal de Mamre, en la región de Hebrón. Miguel, como el más grande, caminaba por el medio, con Gabriel a su derecha y Rafael a su izquierda.

A los tres ángeles se les ordenó llevar a cabo una misión específica. La misión de Gabriel era destruir Sodoma; la misión de Miguel era informar a Sara que ella daría a luz a Isaac dentro de un año; la misión de Rafael era sanar a Abraham. Aunque la misión de Rafael incluía dos tareas, se consideraban una sola misión, ya que ambas eran actos que salvan a la gente.

Rafael es nombrado en varios libros apócrifos judíos. La vida de Adán y Eva también enumera los arcángeles: Michael, Gabriel, Uriel, Rafael y Joel. El filósofo judío medieval Maimónides hizo una jerarquía angélica judía, que incluye al arcángel Rafael.

Arcángel Rafael en el Libro de Enoc

Rafael ató a Azazel bajo un desierto llamado Dudael de acuerdo a Enoc 10:4-6:

Y otra vez el Señor dijo a Rafael: “Ata a Azazel de pies y manos, y échalo en las tinieblas; y haz una abertura en el desierto, que está en Dudael, y échalo en él. Y pon sobre él rocas ásperas y escarpadas, y cúbrelo de tinieblas, y que permanezca allí para siempre, y cúbrele el rostro para que no vea la luz. Y en el día del gran juicio será arrojado al fuego”.

Cuando Enoc preguntó quiénes eran las cuatro figuras que había visto: “Y me dijo: `Este es Micael, el misericordioso y paciente; y el segundo, el que es puesto sobre todas las enfermedades y todas las heridas de los hijos de los hombres, es Rafael; y el tercero, el que es puesto sobre todos los poderes, es Gabriel; y el cuarto, el que es puesto sobre el arrepentimiento para la esperanza de los que heredan la vida eterna, se llama Fanuel”. Y estos son los cuatro ángeles del Señor de los Espíritus y las cuatro voces que oí en aquellos días”. (Enoc 40:9)

Arcángel Rafael en el cristianismo

El Arcángel Rafael aparece en el Libro Bíblico de Tobías. El Libro de Tobías es considerado deuterocanónico por los católicos, ortodoxos y algunos anglicanos. Rafael aparece primero disfrazado en forma humana como el compañero de viaje del hijo de Tobías, llamándose a sí mismo “Azarías hijo del gran Ananías”.

Durante el curso del viaje, la influencia protectora del arcángel se muestra de muchas maneras, incluyendo la atadura de un demonio en el desierto del Alto Egipto. Después de regresar y curar al ciego Tobías, Azarías se da a conocer como “el ángel Rafael, uno de los siete, que está delante del Señor” Tobías 12:15. Es venerado como San Rafael Arcángel.

En cuanto a los poderes curativos atribuidos a Rafael, está su declaración a Tobit, de que fue enviado por el Señor para curarlo de su ceguera y para liberar a Sara, su futura nuera, del demonio, que mata a todos los hombres con los que se casa en la noche de bodas antes de que el matrimonio pueda ser consumado.

Veneración del Arcángel Rafael

Debido a sus acciones en el Libro de Tobías y el Evangelio de Juan, Rafael es considerado el patrón de los viajeros, los ciegos, las reuniones felices, las enfermeras, los médicos, los trabajadores médicos, los casamenteros, el matrimonio cristiano y los estudios católicos.

Como enemigo particular del diablo, fue venerado en la Europa católica como un protector especial de los marineros: en un rincón del famoso Palacio Ducal de Venecia, hay un relieve que representa a Rafael con un pergamino escrito en él: “Efficia fretum quietum” (Mantener el Golfo en silencio).

El 8 de julio de 1497, cuando Vasco Da Gama partió de Lisboa con su flota de cuatro barcos para navegar a la India, el buque insignia fue nombrado a insistencia del rey de Portugal Rafael. Cuando la flotilla llegó al Cabo de Buena Esperanza el 22 de octubre, los marineros desembarcaron y levantaron una columna en honor del arcángel. La pequeña estatua de Rafael que acompañó a Da Gama en el viaje se encuentra ahora en el Museo Naval de Lisboa.

Iconografía del Arcángel Rafael

Se dice que Rafael vigila a los peregrinos en sus viajes, y a menudo se le representa con un bastón en la mano. También se le representa a menudo sosteniendo o parándose sobre un pez, lo que alude a su curación de Tobit con la hiel del pez.

Día de fiesta en honor al Arcángel Rafael

La fiesta de Rafael se incluyó por primera vez en el Calendario General Romano en 1921, para su celebración el 24 de octubre. Con la revisión del Calendario General Romano de 1969, la fiesta fue trasladada al 29 de septiembre para su celebración junto con los arcángeles San Miguel y San Gabriel. Debido al Summorum Pontificum del Papa Benedicto XVI, la Iglesia Católica permite, dentro de ciertos límites de uso público, el Calendario General Romano de 1960, que tiene el 24 de octubre como día de la fiesta de Rafael.

Legado del Arcángel Rafael

Los siguientes lugares han sido nombrados en honor a Rafael:

  • San Rafael, Francia; Quebec, Canadá; y San Rafael en Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, México, Trinidad y Tobago, Perú y Filipinas; también San Rafael de El Moján y San Rafael de Orituco en Venezuela.
  • En Estados Unidos, los San Rafael heredados de España sobreviven en California (donde además de la ciudad se encuentran las montañas de San Rafael).
  • Nuevo México y Utah, donde el río San Rafael fluye estacionalmente en el desierto de San Rafael.
  • La Catedral de San Rafael, sede de la Diócesis de Madison, Wisconsin
  • La Catedral de San Rafael, sede de la Arquidiócesis de Dubuque
  • Misión San Rafael Arcángel en San Rafael, California.

Cómo meditar con el Arcángel Rafael

Sentémonos en una silla, con la espalda relajada, iniciamos con unas cuantas respiraciones para calmar a nuestra mente. A penas te concentres con las respiraciones, y sientas que tu mente este calmada y en silencio.

Inhala y exhala…inhala exhala… Si tenemos alguna molestia física lo invitamos a salir, nos enfocamos donde lo tenemos, tomamos el aliento en el lugar de la molestia y lo invitamos a salir, siendo muy amables, agradeciéndole por el mensaje, el cual ya han escuchado y entendido. Sigues respirando e inhalando, unas cuantas respiraciones más.

 Ahora visualízate y observa como varias raíces salen de tus pies y se dirigen hacia la tierra, verás algunas más grandes, más gruesas, tiernas o secas que otras, en total no importa el tamaño solo la conexión que tengas con la tierra.

En este momento vas a visualizar un punto sobre tu cabeza, exactamente sobre la corona del chakra, que es el punto exacto desde donde sale el rayo de energía, de luz que va hasta el cielo. Eso es indicio que lo estás haciendo bien, de una vez que estés conectado los seres Divinos.

Es el momento de invocar al Arcángel Rafael, visualízate dentro de un espacio abierto con un rayo de luz, verde esmeralda que te cubre todo tu cuerpo, esa es la energía que te ayudará a sanar con la intercesión del Arcángel Rafael.

Ahora repite estas palabras:

Oh! Glorioso Arcángel te pido que me ayudes a recuperar de todas mis dolencias a través de tu energía verde sanadora, llega a todos los rincones de mi cuerpo con tu energía y manifiesta en mí una sanación perfecta y correcta. Ayúdame a gozar de una excelente salud.

También te pido por la sanación de todas aquellas personas que están sufriendo o padeciendo alguna enfermedad, aquí en la tierra y ayúdanos a apartar toda amargura, rencor, violencia dolencia, envidia, falta de perdón u odio que esté dentro de nuestro corazón. Arcángel Rafael te agradezco de antemano, la tu ayuda y sanación. Gracias. Que así sea

Oración al Arcángel Rafael

Oh! Glorioso Arcángel Rafael, tú que perteneces a la corte celestial, lleno estás de dones de sabiduría y gracia. Tu que eres el guía de todas las personas que viajan por mar tierra o aire, gran consolador de todos los que están triste y le das refugio a los pecadores, te suplico,  que intercedas por mi ante nuestro Señor Jesucristo para que me ayude en cada una de mis necesidades, así como ayudaste algún día al joven Tobías en sus viajes.

Tu eres la medicina que Jesús nos envió, te pido con humildad que escuches mis oraciones y me ayudes en lo que te pido, especialmente en (haz tu pedido) y dame la sanidad que necesita mi cuerpo y la gracia para alcanzar la pureza y alcanzar la gloria. Amén.

Video de meditación guiada Arcángel Rafael